Parte Iii

CODIGO Y GESTION

DEL AGUA

 

Graves problemas de abastecimiento de agua en la región más pobre de Chile

El Plan Regional 2014-2018 aprobado por el Gobierno Regional de La Araucanía señaló hace tres años que la IX Región presentaba serios problemas de abastecimiento de agua para consumo y para el sector agropecuario.

 

Según las cifras del documento, el 73% de los hogares de la región son abastecidos por el sistema de agua potable concesionada y por el sistema de agua potable rural, mientras que el 27% restante no cuenta con acceso al recurso y lo deben conseguir por sistemas de abastos, pozos, norias y otros, cuyos niveles han ido disminuyendo drásticamente en los últimos años.

 

Sin embargo, pese a esa alerta, desde el 2010 a la fecha se ha quintuplicado la cantidad de familias que reciben agua vía camiones aljibe en la región, según las cifras que entrega la Onemi regional, y los más afectados han sido quienes viven en zonas rurales. 

¿Se encuentra La Araucanía en estado de sequía?

Mauricio Zambrano-Bigiarini, hidrólogo y académico e investigador de la UFRO, cuenta que la discusión en torno al concepto y a la categorización de sequía es un debate inconcluso. Asegura que, de 10 expertos en la materia, ninguno coincidiría plenamente en la definición de la actual situación hídrica de la región.

 

Vivianne Fernández, directora en la Dirección Regional de Aguas en La Araucanía, explica que la región no se encontraría en un estado de sequía, lo define más bien como un escenario de escasez hídrica. Conceptos que aclara no son lo mismo ya que existe un déficit de agua pero el problema radica en la falta de infraestructura de agua potable en zonas rurales.

Vivianne Fernández - Directora de la Dirección General de Aguas en La Araucanía
00:00 / 00:00

Sin embargo, Zambrano-Bigiarini indica que para saber en qué situación se encuentra la región es fundamental conocer el estado de las cuencas hidrográficas bajo la superficie para poder evaluar los impactos del cambio climático y otros factores de largo plazo.

 

Del pasado, no hay mucha información advierte el especialista, puesto que la región cuenta con sistemas de medición de aguas subterráneas hace solo un par de años y recién el 2016 se terminó su primer estudio hidrogeológico.

 

Lo anterior, para el científico, es una gran limitante respecto del conocimiento que se tiene de la zona en comparación a otras regiones del país. Comenta que sin datos comparables y sin una mirada integradora, a partir de los diferentes actores relacionados al problema, difícilmente se va a tener una capacidad de reacción. El ojo queda puesto, finalmente, en la institucionalidad y en la gestión del agua por parte del Estado.

¿Cuáles son los cambios más urgentes en materia de agua para la región?

Según da cuenta el libro Desafíos de Agua para la región Latinoamericana, publicado en marzo de 2017 por Fundación Chile (FCh), los informes disponibles sobre gestión del agua en Chile, elaborados por diversas organizaciones, señalan especial preocupación por los caudales ambientales, deficiencia de información hidrológica e hidrogeológica, especulación por acumulación de derechos que no se usan, entre otros.

 

Debido a que el modelo de gestión de agua se basó en una lógica que ignoró completamente el medio ambiente y las necesidades sociales, el documento de FCh puntualiza que, a partir de esos factores y otros antecedentes, se han generado una serie de propuestas que incluyen una modificación a la ley vigente, la que ha tenido modestas reformas desde su sanción.

 

Tanto la directora de la DGA como Mauricio Zambrano coindicen en que es urgente modificar el Código de Aguas y hacer una reestructuración a la gestión del agua en Chile, donde el acceso al recurso aún no está garantizado para todas las personas.

Mauricio Zambrano-Bigiarini - Doctor en Ingeniería Ambiental
00:00 / 00:00

Mauricio Zambrano-Bigiarini, PhD. en Ingeniería Ambiental, académico e investigador en Universidad de la Frontera

 

¿Cómo se regula el agua en Chile? 

Desde 1981, en plena dictadura militar en nuestro país, comenzó a regir el Código de Aguas, instrumento jurídico que categorizó al agua como un bien de consumo transable, es decir, sujeto a las lógicas y características propias del mercado en nuestra economía.

 

Jorge Ducci, economista experto en gestión de aguas en el Banco Interamericano de Desarrollo, cuenta que la manera de concebir el agua en el momento en que se aplicó la ley, tenía que ver con estimular un mercado de derechos de agua y separar la propiedad del recurso de la propiedad de la tierra.

 

Según Ducci, el marco jurídico del agua intentó regularizar y ordenar el uso del agua a través de permisos regidos por la Dirección General de Aguas e inscritos en el Conservador de Bienes Raíces en cada región.

 

En la actualidad, uno de los mayores problemas de esa concepción que se tuvo sobre el recurso es que se dio en una época en que nadie imaginó que Chile atravesaría por problemas de escasez hídrica.

 

Hace 18 años la CEPAL, mediante el documento -El Código de Aguas de Chile entre la ideología y la realidad-, puso en evidencia las consecuencias que podría tener la forma en que el agua estaba siendo gestionada y administrada en el país y, por consiguiente, la necesidad de una reforma.

Decreto 701

Código de Aguas

1

2

3

4

5

El aprovechamiento del agua se divide entre los derechos consuntivos y no consuntivos.

Lo derechos consuntivos facultan a su titular para consumir totalmente las aguas en cualquier actividad.

El 90% ellos está en manos de empresas mineras y agroexportadoras.  

Los derechos no consuntivos permite emplear el agua sin consumirla y obliga a restituirla.

El 100% de los derechos no consuntivos se encuentra en manos de transnacionales como ENDESA.

Jorge Ducci - Economista BID
00:00 / 00:00

*Las opiniones y valoración de Jorge Ducci son personales y no representan en ningún caso la visión institucional que tiene el Banco Interamericano de Desarrollo respecto de la gestión  del agua y el Código de Aguas chileno

Jorge Ducci, economista senior de la División de Agua  y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo

En tanto el libro, Desafíos de Agua para la Región Latinoamericana- de Fundación Chile, indica que uno de los mayores reclamos de los sectores afectados por limitaciones hídricas es que si no se adaptan las leyes y las organizaciones en forma paulatina, el sector público y privado no es capaz de hacer lo que se debe a tiempo, con la escala debida y con el compromiso adecuado para gestionar el agua en forma sustentable. Solo cuando el daño o el conflicto en relación con el agua o con la cuenca es evidente, se toma la decisión de actuar, lo que en general ocurre en forma tardía.

 

La última modificación que se hizo al Código de Aguas fue en el año 2005 y tardó 13 años en ser sancionada. Sin embargo, los cambios fueron mínimos y uno de los mayores al debe es la cuestionada concesión de derechos de agua a perpetuidad y el hecho de no considerar con precisión las facultades que debiera tener el Estado en caso de sequía o déficit hídrico para asegurar agua a todos los chilenos, independientemente de la propiedad privada.

 

Principales hitos del

Código de Agua

Fuente: elaboración propia a base de información proporcionada por la prensa nacional

 

Cuál es la disponibilidad real de agua en la IX Región

Si le dijéramos a un chileno residente en la zona norte del país que más de 20 mil familias en La Araucanía dependen de camiones aljibes para abastecerse de agua potable, probablemente eso le sonaría muy extraño.

 

Lo anterior seguramente porque La Araucanía se ha caracterizado históricamente por registrar una alta concentración de precipitaciones y por contar con una amplia variedad de recursos hídricos, sin embargo, eso no es sinónimo de disponibilidad y acceso a agua potable.

 

Desde el 2010, se ha quintuplicado el número de familias que requieren de abastecimiento de agua vía sistemas de emergencia, lo que ha generado que la Onemi junto con la Intendencia regional hayan gastado desde el 2011 al 2016 más de 22 mil millones de pesos en contratos del aljibes para todas las comunas de la región.

Haz clic con el cursor en cada símbolo para obtener información más precisa respecto de la cantidad de camiones aljibe contratados por la Onemi y el costo mensual asociado

Fuente: elaboración propia con datos solicitados a la Onemi regional via ley de transparencia

¿Se ha converitdo en un negocio la sequía en el sur de Chile?

Ciper recientemente publicó un reportaje que investiga el negocio de los camiones aljibes formado a raíz de la sequía que ha afectado a nuestro país estos últimos 10 años.

 

Según el reporte, La Araucanía es la segunda región en la que el Estado ha invertido más recursos en la distribución de agua potable. Uno de los puntos más preocupantes es que la distribución del recurso por parte de la Intendencia se ha efectuado por “trato directo”, un mecanismo que descomplejiza los protocolos de licitación ya que la entrega de agua es a razón de las sequías, que son catalogadas como episodios de emergencia según la Ley 19.886.

 

Lo anterior ha generado diversas reacciones en torno a las reales necesidades de abastecimiento de agua. Ello si se considera que la mitad de los convenios firmados con los proveedores de camiones aljibes han sido efectuados vía trato directo y suman más de 4 mil millones de pesos desde el 2010.

 

Cuál es la relación entre pobreza y disponibilidad hídrica

Bajo el contexto lucrativo de la sequía, el acceso al agua de manera sistemática e ininterrumpida es un privilegio, especialmente para los habitantes asentados en localidades rurales, quienes han sido los principales afectados por la carencia de infraestructura.

 

Según lo indicado por el Plan Regional 2014 -2018 y de acuerdo al panorama descrito por el Informe: Agua en Chile: Diagnóstico en 4 territorios y propuestas para enfrentar la crisis hídrica, las norias, los pozos, esteros y lagunas son la principal fuente de agua para las familias asentadas en zonas rurales que no tienen acceso a infraestructuras más desarrolladas; no obstante, bajo las condiciones climáticas y los efectos del cambio en el uso del suelo (esto último respaldado por otras investigaciones), se han debido enfrentar a sequías y por tanto se han hecho dependientes del abastecimiento de agua vía aljibes, especialmente en época estival.

 

De acuerdo a los datos solicitados vía ley de transparencia a la Municipalidad de Padre Las Casas, los camiones reparten 1500 litros de agua por familia una vez a la semana. Es decir, el grupo familiar cuenta con 214 litros de agua por día.

 

Parece una cifra alt; sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), menciona que son necesarios entre 50 y 100 litros de agua por persona al día para garantizar que se cubren las necesidades básicas y que no surjan grandes amenazas para la salud.

 

A lo anterior, se suman otros antecedentes. Muchas de las familias que se localizan en zonas rurales, además de utilizar el agua para consumo y saneamiento, utilizan el agua para desarrollar la ganadería y agricultura de subsistencia, su principal fuente económica. Por tanto, el agua repartida se fracciona aún más.

Desde el 2011 al 2016, Onemi ha gastado $ 22.348.860.369 en camiones de abastecimiento de agua para la región

En el mismo período, Aguas Araucanía ha obtenido ganancias que superan los $ 35.000.000.000

De acuerdo a los datos otorgados por el INE en 2014, La Araucanía registra el nivel de pobreza más elevado del país y poco menos de la tercera parte del total de habitantes se localiza en zonas rurales, además, los hogares que carecen de servicios básicos en sus viviendas corresponden al 13,9% del total de la región, es decir, casi 4 veces superior al promedio nacional según la Encuesta Casen el 2015.

 

En ese contexto, hay un indicador que problematiza aún más la situación vivida por las comunidades rurales en la IX Región y es que  la mayor cantidad de población mapuche el país se localiza en La Araucanía, y gran parte de esta última se distribuye en zonas rurales, las más afectadas por la carencia de agua potable

Comparte este capítulo:

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

¿Te gustó este reportaje? Nos interesa tu opinión:

Este trabajo es independiente y libre de publicidad. Ayúdanos a que perdure en el tiempo